Descubre nuestra selección de panes

Pan en hogaza o en barra, sin gluten o con sabores, ¡nuestras recetas te dan todas las alternativas! Amasar y hornear el pan en tu propia casa es tan fácil que querrás hacerlo todos los días.

Nuestros panes favoritos

Pan sin gluten

Pan recién hecho cada mañana

Si tienes la masa preparada en la nevera, hacer pan para el desayuno es una solución sencilla y rápida. Puedes guardar la masa con la mitad de la cantidad de levadura en la nevera hasta 3 días, envuelta en plástico de envasar transparente previamente aceitado. El pan frío subirá despacio, y tendrá incluso mejor sabor. Saca la masa que necesites para la mañana (unos 50 g por cada bollito de pan). Con las manos cubiertas de harina, amasa los bollitos suavemente, aireando la masa lo más posible, y déjala que suba un poco mientras precalientas el horno a 180-200 ºC. Luego, hornea durante 15 a 18 minutos y ¡disfruta del desayuno con tu pan recién horneado!

Panes para el desayuno

Ver más

Deja que la masa suba

Las mejores condiciones para que suba la masa es dejarla en un lugar sin corriente de aire y una temperatura entre 24 y 27 ºC. Si el ambiente es frío, o también para hacer masa tipo brioche, lo mejor es poner la masa en el Varoma en modo de fermentación TM6®.

Panes de todo el mundo

Ver más

Consejos rápidos

Haz tu propia harina: muele el grano entero en tu Thermomix® y haz gran variedad de harinas integrales para tus panes.
Añadidos: después de amasar, añade ingredientes como pasas, nueces, queso rallado o aceitunas, y vuelve a amasar durante unos cuantos segundos para incorporarlos bien.
Prueba la masa: para probar la masa fermentada, presiónala suavemente con el dedo. Debe volver a subir lentamente. Si sube demasiado rápido, es que todavía no está lista; si se queda la marca del dedo, es que se ha pasado. Cuando la masa se pasa, no sube mucho en el horno, pero esto no afecta al sabor.
¿Ya está listo? Saca el pan del horno y dale unos golpecitos en la parte inferior. Si se ha horneado bien, debe sonar hueco.

Panes con sabores