A probar recetas de pescado

Del agua dulce al agua salada, nuestros mares y ríos nos abastecen de una enorme variedad de pescados deliciosos y saludables. Echa un vistazo a nuestra selección de recetas para llevar a tu paladar de viaje por el mundo: desde pescados enteros a fileteados, asados en el horno o estofados… ¡hay un sinfín de sabores que descubrir!

Cinco consejos para cocinar pescado

1 - El secreto del éxito es no pasarse en el punto de cocción para que el pescado no se reseque. La carne del pescado se debe separar fácilmente en lascas.

2 - El pescado es un alimento muy delicado, así que los métodos de cocinado más suaves son los idóneos.

3 - Con Thermomix®, puedes elegir la temperatura y el tiempo de cocción perfectos, así como técnicas de cocina al vapor o al vacío para conseguir unos resultados irresistibles. Prueba a preparar nuestra receta de salmón teriyaki al vacío.

4 - Cuanto más delicado es el pescado, menos tiempo se necesita para marinarlo. Lee nuestro artículo sobre escabeches para pescado.

5 - Si vas a utilizar pescado congelado, descongélalo en el frigorífico en un recipiente donde pueda escurrir.

Lleva tu cena al siguiente nivel

Pescados suculentos

Te ofrecemos una selección de menús completos en los que destacan platos principales de pescado y uno o dos platos de acompañamiento, todos ellos preparados con Thermomix® y moldes de cerámica para el horno. Esta colección de moldes de cerámica para el horno especiales para pescados, inspirada en la cocina internacional, te embarcarán a ti y tus invitados en un exótico viaje culinario por el mundo.

Colección de moldes de cerámica para el horno especiales para pescados

Los moldes para el horno Rockstars, especiales para cocinar pescados, son fáciles de usar y limpiar. Estos moldes, vidriados por fuera y con finos poros por dentro, ofrecen los mejores resultados al cocinar, ya que el pescado queda perfectamente jugoso y horneado y con un increíble sabor.
¡Los quiero!

Horneado a la perfección

Ver más

Cenas fáciles con pescado todos los días

Aprovecha todo el pescado, desde la piel hasta la raspa

Cabeza: las cabezas de pescado, las raspas, las espinas y la piel son perfectas para preparar caldo de pescado. También puedes usar las cabezas en sopas de pescado, o asarlas y servirlas con el resto del pescado.

Lomo entero: los lomos son excelentes para cocinarlos al horno con un rebozado de hierbas o frutas deshidratadas, o envueltos en hojaldre. Los lomos de bacalao y salmón son una opción perfecta.

Trozos o rodajas: son perfectos para estofados, hervidos o parrilladas.

Filetes: son muy versátiles y perfectos para los niños, ya que no contienen espinas. Además de fritos, son magníficos para cocinarlos al vapor, en papillote o en el horno.

Pescado entero: es ideal para hacerlo a la parrilla o asado en el horno. Si deseas preparar una receta más creativa, puedes cocinarlo con una costra de sal (sola o aderezada con especias y hierbas frescas) o en una masa de pan.

Sopas aromáticas

Pescados grasos y magros

Los pescados grasos como la caballa, la trucha, el salmón, el atún y las sardinas son muy ricos en omega-3, un ácido graso beneficioso para la salud. Estos pescados grasos son excelentes para cocinar a la parrilla o a la brasa. Los pescados magros como la merluza, el besugo, la corvina o el pez espada son perfectos para cocinarlos al vapor, al horno o en estofados.

¡Mejor fresco!

• La piel y las escamas deben estar brillantes y tener un reflejo metálico.
• Debe oler fresco y no tener olores fuertes a pescado o amoniaco.
• Los ojos deben sobresalir y estar brillantes y luminosos.
• Las agallas deben estar limpias y húmedas y tener un color rojo vivo.
• Al tacto, la consistencia debe ser firme, ni esponjosa ni blanda.

Pescado camuflado para los más pequeños