Helados caseros

Preparar deliciosos helados y sorbetes sin colorantes ni conservantes artificiales es más fácil de lo que crees. Inspírate aquí.

Helados cremosos

Ver más

Listos en 15 minutos o menos

Ver más

Fruta de temporada: consejos

Cuando la fruta está en temporada, no solo sabe mejor, sino que además tiene más beneficios para la salud. La fruta de temporada que madura de forma natural pasa más tiempo al sol, lo que hace que sea más dulce y rica en antioxidantes. Compra la fruta en su punto y congélala en porciones para utilizarla en helados o sorbetes. Si deseas obtener más información sobre los beneficios de las cerezas y otras frutas de verano y cómo utilizarlos, lee el artículo.

Bayas y cerezas

Helados de frutas de verano

Ver más

Consejos rápidos

Congela la fruta en trozos: Corta la fruta en trozos, extiéndela en una bandeja formando una única capa, congélala y úsala en alguna receta más tarde, o bien congélala en una bolsa especial para congelar y utilízala cuando más te convenga.

Reduce las calorías: Decántate por los sorbetes. Para los helados de fruta, utiliza frutas maduras y reduce o prescinde del azucar añadido. Cambia la nata por el yogur y la leche entera por leche desnatada.

Prepáralo sin lácteos: Sustituye los ingredientes lácteos por leche de nueces, arroz, coco, soja o yogures libres de lactosa.

Hazlo más suave: Añade una clara de huevo o un plátano maduro para dar una textura más suave a los helados. También puedes usar la mariposa y batir durante unos segundos a velocidad 4.

Reduce los cristales de hielo: Para conseguir una consistencia más suave, añade sirope de azúcar, glucosa, miel, melaza o alcohol. Estos ingredientes estabilizantes ayudan a reducir la formación de cristales de hielo.

Consérvalo bien: Guarda los helados y sorbetes en recipientes hondos y aptos para congelar y cubre la superficie con film transparente. Colócalo en la parte más fría del congelador lo antes posible.

Helados alternativos

Ver más

A tu medida

Añade fruta fresca, chocolate, nueces, caramelos de miel, crocante, galletas, trocitos de brownie e incluso granola. Usa especias o hierbas aromáticas para crear sabores nuevos. Disfrútalos en cucurucho, copa helada o como un sándwich entre dos galletas.

Aderezos para el helado

Ver más

Todo mejora con un helado

Crumbles Trocitos de fruta Pasteles Púdines